nutrición oncológica

Nutrición Oncológica

El 90% de los factores que causan el cáncer se relaciona al ambiente y el estilo de vida. El 35% se asocia directamente a la nutrición.

El tratamiento de Nutrición Oncológica comprende todos los estadíos de la enfermedad:

  1. Prevención del cáncer en personas con predisposición o lesiones precancerosas.
  2. Tratamiento complementario en pacientes con cáncer diagnosticado y prevención de recidivas.
  3. Tratamiento de la desnutrición asociada.

La nutrición adecuada resulta fundamental en la prevención, tratamiento y reducción del riesgo de recidivas.

En Nutriser contamos con Nutriólogos (Médicos especialistas en Nutrición) expertos en prevención y tratamiento de pacientes con cáncer, desnutrición asociada a la enfermedad, Nutrición Enteral y Parenteral.

 

Nutrición Médica en la Prevención del cáncer

Quienes padecen una historia familiar de cáncer tienen mayor riesgo de padecer la enfermedad. Existe una susceptibilidad genética para algunos tipos de cáncer (por ejemplo la Poliposis familiar en el cáncer de colon). También existen lesiones precancerosas que pueden evolucionar a un tumor maligno.

La nutrición y el cambio de estilo de vida ejerce un papel preventivo fundamental: reduciendo la incidencia de enfermedad y la recuperación de lesiones precancerosas. En estos pacientes también es fundamental el control con especialista (oncólogo) y realizar los estudios complementarios preventivos con la frecuencia indicada.

El Médico Nutriólogo realiza el diagnóstico clínico y la anamnesis alimentaria y del estilo de vida, evaluando factores predisponentes. Con esta información elabora un plan alimentario inmuno-modulador que incluye alimentos protectores y alimentos a evitar, incluyendo métodos de cocción y recetas. En algunos casos se recomienda el uso de suplementos y antioxidantes. Además se evalúa la conducta alimentaria y el estilo de vida. Todos estos factores inciden directamente en el riesgo de sufrir la enfermedad.

Las pautas alimentarias del tratamiento se personalizan de acuerdo a cada persona, su historia familiar, estilo de vida, preferencias y patologías asociadas.

Nutrición Médica como tratamiento complementario

Los componentes de la dieta actúan sobre diversos procesos relacionados con el desarrollo de tumores. Pueden intervenir en la modulación de la respuesta inflamatoria, en la regulación hormonal, ayudar o evitar la reparación del ADN. También influyen en el proceso de diferenciación celular y en el epigenoma, alterando la metilación del ADN.

El desarrollo de la enfermedad neoplásica conjuntamente con los tratamientos administrados (quimioterapia, radioterapia o cirugía) producen un estado de desnutrición en el 50 al 75%  de los pacientes.  Esta repercute negativamente en la evolución de la enfermedad, produce intolerancia al tratamiento o empeora la respuesta y efectividad. Además la desnutrición y la pérdida de peso alteran la calidad de vida y reducen la supervivencia.

El paciente con cáncer sufre frecuentemente sarcopenia: pérdida de masa muscular. Esta produce fatiga y disminución de la fuerza, mayor  toxicidad de la quimioterapia, acelera la progresión del tumor, produce complicaciones infecciosas y altera la cicatrización post quirúrgica.

El especialista en Nutrición Médica determina que alimentos o suplementos es necesario incrementar o evitar en cada etapa del tratamiento para minimizar los efectos adversos y mejorar la eficacia.

 

Objetivos de la Nutrición en el Cáncer:
  • Complementar el tratamiento convencional y mejorar la evolución de la enfermedad.
  • Mejorar la calidad de vida y prevenir el descenso de peso.
  • Disminuir la recidiva de tumores.
  • Conservar la masa muscular y el rendimiento físico
  • Optimizar la efectividad del tratamiento y reducir las complicaciones  y efectos secundarios de la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia.

El Programa de Tratamiento incluye:

  1. Evaluación del estado clínico-nutricional del paciente.
  2. Evaluación de la composición corporal: porcentaje de masa grasa y masa muscular. Seguimiento durante el tratamiento.
  3. Valoración de riesgo nutricional y desnutrición. Evaluación Global Subjetiva.
  4. Indicación de plan alimentario preventivo o de tratamiento nutricional oncológico complementario.
  5. Elaboración de plan Inmuno-modulador (plan de nutrición para el cáncer).
  6. Prescripción de suplementación oral, suplementos vitamínicos y compuestos bioactivos antioxidantes.
  7. Soporte de nutrición enteral o parenteral en pacientes que lo requieran.
  8. Soporte Nutricional domiciliario y peri-operatorio.
  9. Manejo del síndrome caquexia-anorexia en el cáncer avanzado.
  10. Tratamiento nutricional de alteraciones provocadas por la quimio o radioterapia.

Guía de la Sociedad Americana Contra El Cáncer sobre nutrición