¿Dificultad para bajar de peso? ¿Tendré un problema metabólico?

Cada vez es más común encontrarnos con personas a las que les cuesta mucho bajar de peso. Prueban todo tipo de tratamientos y dietas restrictivas y, aun así, no consiguen el descenso de peso esperado. Para poder diagnosticar un problema metabólico, es necesario evaluar aquellos factores que condicionan el metabolismo:

EDAD Y COMPOSICIÓN CORPORAL: cuando finaliza el crecimiento disminuye el metabolismo, con los años aumenta el tejido adiposo y disminuye la masa muscular. Mientras menos masa muscular menos gasto energético = menos gasto metabólico.

SEXO: los hombres tienen más masa muscular que las mujeres por lo tanto metabólicamente son más activos.

HORMONAS TIROIDEAS: el hipotiroidismo no controlado produce enlentecimiento del metabolismo (del gasto). Cuando se controla ya no es un impedimento. Revisar otras hormonas además que pueden disminuir el descenso de peso.

DIETAS REESTRICITVAS O DIETANTES CRÓNICOS: dietas restrictivas muy bajas en calorías producen pérdidas de masa muscular conjuntamente con tejido graso. Además de otros déficits de vitaminas y minerales.

Una vez analizado todos estos factores, podremos diagnosticar si existe o no un problema metabólico.

Es por esto que si hay dificultades prolongadas en el tiempo para bajar de peso, el estudio metabólico es una buena opción para determinar de manera precisa cómo funciona nuestro metabolismo.

A partir de dicho estudio, podremos elaborar el plan alimentario saludable personalizado basado en el propio metabolismo del paciente.

Cada vez es más común encontrarnos con personas a las que les cuesta mucho bajar de peso. Prueban todo tipo de tratamientos y dietas restrictivas y, aun así, no consiguen el descenso de peso esperado. Para poder diagnosticar un problema metabólico, es necesario evaluar aquellos factores que condicionan el metabolismo:

EDAD Y COMPOSICIÓN CORPORAL: cuando finaliza el crecimiento disminuye el metabolismo, con los años aumenta el tejido adiposo y disminuye la masa muscular. Mientras menos masa muscular menos gasto energético = menos gasto metabólico.

SEXO: los hombres tienen más masa muscular que las mujeres por lo tanto metabólicamente son más activos.

HORMONAS TIROIDEAS: el hipotiroidismo no controlado produce enlentecimiento del metabolismo (del gasto). Cuando se controla ya no es un impedimento. Revisar otras hormonas además que pueden disminuir el descenso de peso.

DIETAS REESTRICITVAS O DIETANTES CRÓNICOS: dietas restrictivas muy bajas en calorías producen pérdidas de masa muscular conjuntamente con tejido graso. Además de otros déficits de vitaminas y minerales.

Una vez analizado todos estos factores, podremos diagnosticar si existe o no un problema metabólico.

Es por esto que si hay dificultades prolongadas en el tiempo para bajar de peso, el estudio metabólico es una buena opción para determinar de manera precisa cómo funciona nuestro metabolismo.

A partir de dicho estudio, podremos elaborar el plan alimentario saludable personalizado basado en el propio metabolismo del paciente.

Comparte en las redes:


Relacionado:

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja tu comentario